de Gernika a Lezama

etapa 6 de Gernika a Lezama

La etapa de Gernika a Lezama casi supone la despedida al paisaje rural, con sus sendas intrincadas de media montaña, caseríos y pastizales, que ha protagonizado la primera semana de la peregrinación. 

Por ello, el ascenso inicial al Bilikario, más que un temor, debe suponer un disfrute, al igual que la travesía por los núcleos campestres de los municipios de Muxika y Morga. Durante toda la jornada queda patente el recorrido de los antiguos reyes en pos del juramento foral y, tras Eskerika, el asfalto y el tráfico rodado se interponen en la ruta milenaria para descender hasta el valle de Asúa, donde se asienta Goikoelexalde y Larrabetzu. 

El Gran Bilbao

Ya en el denominado Gran Bilbao, otra vía conduce hasta Lezama, donde la agricultura y la ganadería aún colorean de verde el gris industrial que se aproxima.

Siguiendo el camino accederás a la plaza de Foru, donde se encuentra el consistorio. 

Más adelante te encontrarás con la solemne iglesia gótica de Santa María a la que se accede por unas escaleras.  

Más adelante se encuentra la casa de juntas, situada donde se encontraba la ermita de Santa María la antigua y el célebre roble de Gernika. 

El Roble de Gernika

Es el árbol más antiguo, que fue plantado en el siglo XIV y ha sido reemplazado varias veces. Junto a este impresionante roble, juraba su cargo el Señor de Bizkaia y actualmente también el Lehendakari.

Siguiendo el camino hasta Eskerika, nos encontramos en la entrada la ermita de San Esteban de Gerekiz, este es uno de los itinerarios que seguían los antiguos señores de Bizkaia para jurar y respetar los fueros.

Camino a Larrabetzu

A la vera del arroyo Zugasti cubrimos el último tramo hasta Goikoelexalde, donde nos recibe la iglesia de San Emeterio y San Celedonio, de robusta torre y rodeada por un pórtico. 

El bello crucero, de doble faz, nos sitúa de nuevo en la carretera, que habrá que seguir hasta Larrabetzu. En la localidad hay unos detallados paneles informativos donde se explica con todo detalle la Ruta Juradera. 

Ojo porque el itinerario no llega a la iglesia de Santa María, a caballo entre el barroco y el neoclásico, sino que se desvía a la derecha siguiendo la carretera que va a Lezama. En verano y con sol es otro tramo duro debido a la ausencia de sombras y a los kilómetros ya acumulados. 

Ascenso al Bilikario

A 2,5 kilómetros de la salida hay que superar la subida al Bilikario. Salva 260 metros de desnivel y los tramos más duros se encuentran en el primer kilómetro. Poniendo un ritmo pausado y constante desde el inicio se sube perfectamente.

LEZAMA

Si te suena Lezama y no es vecino de esos lares, seguramente serás seguidor del Atlhetic, ya que en su municipio se encuentran las instalaciones de entrenamiento del Club. 

La capital se encuentra a un paso, al otro lado de los montes Artxanda y Avril.

Torre de Lezama

Una vez más, como ejemplo de Señorío, Lezama se erigió en torno a la casa con torre, en esta ocasión de Pedro Ruiz, señor de Lezama.

Iglesia de Santa María

La casa solar de Oxangoiti erigió en el siglo XIII la iglesia parroquial de Santa María. El ejercicio de su patronato fue donado por los propios feligreses a Juan Alonso de Mújica y a su hijo Gómez González, dueños de la casa solar de Butrón, a finales del siglo XV, con la condición aprobada por el Papa Juan II, de conceder prioridad a los pilongos en la presentación de beneficiarios antes que a los extranjeros. Estaba regida por un fiel que ocupa el asiento 41 en las Juntas Generales de Gernika.

Humilladero del Santo Cristo

Situado en el barrio de Aretxalde, frente a la carretera Asua- Erletxes, constituye uno de los más bellos ejemplos de humilladero barroco. Abierto totalmente al camino, (el que fuera Camino Real Bilbao – Gernika), su fachada queda definida por un gran arco de acceso de medio punto protegido por reja de hierro. La precede un pórtico cubierto a tres aguas y sostenido por tres columnas toscanas sobre zócalo de piedra. El pórtico conserva el antiguo encanchado del suelo en el que se dibujan dos corazones. La noticia más antigua sobre la existencia del humilladero del Santo Cristo corresponde a mediados del siglo XVI.

Información completa sobre Turismo de Lezama en: Turismo Lezama

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.