de Deba a Markina Xemein

etapa 4

Todo lo vivido hasta el momento nos ha servido como entrenamiento perfecto para el camino entre las divisorias guipuzcoana y vizcaína que nos espera en esta etapa, que nos conduce desde deba hasta Markina Xemein

Momentos de superación personal

¿Has escuchado alguna vez, que muchos peregrinos sienten la necesidad de llorar en el camino? Muchos dicen no saber el porqué, otros dicen que puede ser una forma de liberar el alma… hay infinidad de teorías. 

Pero entre tú y yo. Que no te engañen porque solo pensar en el camino que nos toca. Yo ya estoy llorando. 

Es que es pensarlo y… me emociono. 

Jajaja ¡un huevo me emociono!. 

La etapa más dura del camino

Prepárate porque ante ti tienes la etapa más interior, más montañosa y con mayor desnivel de todas las del País Vasco. 

Que yo que soy de las que ven el chupito medio lleno, y después de llorar un ‘poquito’ por saber lo que nos espera, pienso. Oye es la peor etapa, eso quiere decir que una vez logre pasar esta etapa ya nada me puede parar. ¿Seremos superhéroes y superheroínas después de pasar por esto? No sé ya me contarás tú, porque yo no sé si quedarme aquí y esperar que pase un burro y me recoja 🤪😜

De momento vamos con un poco de 

Historia del camino de Deba a Markina Xemein.

Te cuento un poco de su historia y así tengo excusa para el descanso.

Según recoge Juan Uría, en la antigüedad,el Camino cruzaba el Deba en la hospitalaria Sasiola y avanzaba a Astigarribia, con un monasterio dedicado a San Andrés allá por el siglo XI, para conectar vía Aparain con el itinerario actual. 

El trazado comienza su ascenso decidido ya en Deba, escalando a la ermita del Calvario de Maia. De Camino a Olatz, a través de túneles de encinar cantábrico, el mar desaparecerá de la retina hasta la etapa 8.

El curso del arroyo Anu hace de calentamiento para el tramo más costoso, el que asciende por pista y bosque la ladera del macizo de Arno, que divide Gipuzkoa y Bizkaia. Tras un breve descenso reparador, sobreviene un largo tramo de montaña rusa, junto a caseríos aislados y manchas de repobladas coníferas. Superando un fuerte repecho tras el caserío Amulategi, el desnivel se torna más favorable, tanto que cae en picado, con alto riesgo de resbalones en la última parte de la etapa.

Información completa sobre Turismo de Markina-Xemein en: Turismo Markina-Xemein

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.